miércoles, octubre 22

Duermevela/Querido:

Despierto de una pesadilla. Nueva entrada en el diario. Pésima caligrafía. Amberes. Un tren. Gente que muere de una enfermedad al estómago. Los tuyos y los míos ocupan todos los vagones. Zurita no entiendo porqué está, pero está. "Ha sido un gusto haber vivido contigo"..."Gracias valeria"... "Si el dolor no cesa te lo clavas cerca del cuello". Nos llevan a enfermería a Marcelo, a Ángela, a tu padre y a mí. Todos vamos a morir. Me inyectan en la médula con una jeringa larguísima y me abro en el aire, como un paraguas. Somos peceras. Estamos llenos de agua verde. Tu padre se levanta, me cede su lugar que es una silla de dentista. Se va lentamente, sin mirarme. Mi abuela sonríe cuando mi tío dice que va a suicidarse. Ella no lo hará. A mí me dicen que sobreviviré. Es mentira. Alguien me acompaña. No puedo saber quién es. El líquido que me sueltan dentro me hace arder el cuerpo. Despierto con un collar de lágrimas. "Dónde está mi cuaderno". Hago los dibujos de las cosas que he visto. El tren venía a buenos aires. Desde un lugar del sur. Era confuso. Pero no se detendría nunca. Yo me sentaba en un asiento que tapaba, del vagón, la puerta de acceso.

4 comentarios:

Sybil Carpenter dijo...

Tiemblo cuando te leo, blonda brillante. De miedo, porque sos tan joven, de frío porque tus palabras me dejan helada, de emoción porque son la belleza encarnada y de tristeza, un poco, también.

ro dijo...

a veces me haces sentir tan chiquito valeria...
y quedo hecho un bollito acunando impotencia.

tengoinsomnio dijo...

Vale, qué gusto me da leerte. Me acuerdo de tu pingüino. Qué hermoso todo lo para Mauro.

Begoña Ugalde dijo...

He quedado un poco muda con tu duermevela
tan intensa
lo ultimo que escribi tiene que ver tb con ese estado de ensoñación o más bien con lo que viene después al despertarse

tomemos el té imaginario hoy día!

y te juro que voy a tratar de conectarme a skype

Seguidores